Para saber a donde queremos llegar, tenemos que saber en donde nos encontramos hoy. Año tras año, nos proponemos ahorrar para proyectos al futuro, pero descuidamos la estrategia para lograrlo.

Para alcanzar cualquier meta, es indispensable saber como manejar y aprovechar nuestro dinero. Entendemos que pagar las cuentas, y mantener una buena de vida implica un esfuerzo considerable, pero es posible tomar mejores decisiones financieras para construir el futuro si comenzamos lo antes posible.

Estos son los 7 errores que comúnmente se cometen y que impedirán que logres tu propósito de ahorrar a largo plazo.

1. Ahorrar sólo si te sobra

Por supuesto que hay gastos fijos, e incluso otros inesperados. Y desafortunadamente, los sueldos no siempre están al nivel de las necesidades de la vida diaria. Sin embargo, si te ha sido posible mantener tu estilo y calidad de vida con los ingresos que actualmente tienes, ¿realmente crees que haría un gran impacto, separar el 10% y ahorrarlo?

En todo caso el impacto sería positivo para los siguientes años. Probablemente, serías capaz de llevar el mismo nivel de felicidad viviendo tu vida como lo has venido haciendo, y hasta tu tranquilidad aumentaría sabiendo que estás ahorrando. Aunque sea un poco, con el paso del tiempo esa cantidad se multiplicará, a menos que lo gastes de un impulso.

2. Comprar por impulso

Muy bien, imaginemos que has logrado ahorrar un monto considerable, y de pronto dejas volar tu imaginación: ¿Qué podría hacer con ese dinero? Quizá, al principio lo querías para el anticipo de una casa, para iniciar un negocio, o hacer un viaje que mueres por emprender desde que tienes memoria. Pero, esa razón que te motivó a iniciar tu ahorro, la has olvidado o restado importancia, y te has comprado cualquier cosa, que sí deseas, pero no tanto.

Tener presente cuales son las verdades razones que te motivan en la vida para ir más lejos y lograr tus propósitos es clave. Seamos realistas, para lograr nuestros sueños requerimos financiarlos, y por ello ahorrar.

¿Acaso, te has detenido a pensar qué realmente anhelas para echar a andar tus proyectos y así tomar la determinación de ahorrar a largo plazo?

3. No saber cuales son tus principales prioridades en la vida

Estamos distraídos, vivimos en una época con accesso instantaneo a todo, no sólo productos y servicios, también tenemos acceso a la vida de otros, vía instagram y facebook. Esa fantasía nos distrae y de pronto “queremos todo”; emular como vive alguién más, vernos igual o mejor, vivir tal o cual experiencia, etc.

Deseamos comprar y tener, pero no reflexionamos sobre lo que soñamos. ¿Cuáles son aquellos sueños que has dejado empolvarse a lo largo de la vida?

Antes de desafiarte con propósitos de año nuevo, que tal sí te das un tiempo para ti. Con papel y lapiz, una taza de té o café, dedícate a pensar y reflexionar sobre tus metas reales, las que son el motor para ahorrar a largo plazo. Dependiendo de tu edad, podrías hasta pensar en tu retiro, y aunque falten más de 20 años comenzar un plan pequeño pero desde ahora.

Verás que tu perspectiva cambia, porque ahora puedes enfocarte en aquello que a ti te llena plenamente, y desde ahí podrás generar una estrategia para cumplir lo que sea que te propongas.

4. No tener un presupuesto claro

Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre.
– Matemático William Thomson

Cualquier objetivo o meta, requiere de una estrategia, y de un presupuesto. Conocer cuales son nuestros egresos regulares es clave para saber donde podemos reducir gastos. Podremos seguir disfrutando el presente como nos gusta, mientras ahorramos y aumentamos nuestros ingresos poco a poco.

Hay una idea generalizada de que presupuestar es aburrido, y que toma mucho tiempo. Nada mas alejado de la realidad. Aquel que hace un presupuesto sin importar el monto de sus ingresos, es alguien inteligente que comprende la realidad en la que vive, y el sistema económico que rige nuestra sociedad.

Te ofrecemos algunas recomendaciones para hacer tu propio presupuesto:

  • Primero, define tus objetivos y en base a ellos tus metas de ahorro a largo plazo, así como tu capacidad realista de ahorro mensual
  • Establece tus gastos fijos, y otros pagos regulares
  • No olvides el pago de algún seguro o inversión, y educación
  • Ten siempre al tanto las deudas pendientes y los balances restantes
  • Incluye aquellos gastos que son parte de la vida, por ejemplo disfrutar un café o comer fuera ocasionalmente
  • Destina un presupuesto a gastos esporádicos, como cumpleaños, comidas con la familia, y otros. Siempre suceden
  • Finalmente, el balance restante destínalo a entretenimiento.

¿Te diste cuenta qué el primer punto está dedicado al ahorro y el último a entretenimiento? Es parte de la estrategia 😉

5. Abusar de tu crédito

Usar una tarjeta de crédito (o varias) sabiamente, te permite aprovechar promociones, descuentos, y beneficios exclusivos. Incluso, pueden funcionar como un respiro ante alguna emergencia. Con un manejo adecuado, no es necesario pagar intereses: conociendo tu fecha de corte y de pago, aprovechas esas semanas entre una fecha y la otra a tu favor. El problema viene cuando la emoción e impulsos de los que hablamos en el punto 2, nos obnubilan y compramos más allá de nuestra capacidad de pago.

Ya sabemos que el crédito no es dinero extra, eso está claro. Es un asunto que rádica en sobreestimar nuestro poder de pago. Porque lo inesperado y otros gastos pasan con mayor frecuencia de lo que creemos, hasta llegamos a olvidar otros compromisos, y una vez que ya nos endeudamos, los gastos se acumulan. Otra gran razón para presupuestar.

6. Estar desinformado

Una de las materias que todos deberíamos estudiar en la escuela, tendría que ser “Finanzas saludables e Inversiones”, o algo por el estilo. Conocer sobre como funciona la economía, la inflación, el interés compuesto, los impuestos y su deductibilidad, así como de AFORES, seguros y otras inversiones, es clave en la vida. Desafortunadamente, pocos se dedican a informarse al respecto. En esta era digital no hay pretextos para no hacerlo, existen medios gratuitos de información al alcance, desde artículos y blogs como este, hasta canales informativos en youtube.

No informarse y aprender, es decidir ignorar el conocimiento que puede mejorar tu vida, es decidir vivir en automático. Si no conoces las ventajas y desventajas de como funcionan las instituciones, servicios y la economía misma, ¿Cómo podrás dar rumbo a tus finanzas y con ello a tu vida?

7. Pensar en el ahorro sólo a corto plazo

¿Cuántas veces has dicho y escuchado a otros decir?: ¡Vaya como pasa el tiempo! apenas ayer estabamos… (agrega cualquier memoria nostálgica).

Así es, el tiempo es iracundo y no se detendrá por nadie. Alguna vez pensamos en nuestra juventud como algo eterno, y de pronto ya teníamos nuestra propia familia e hijos. No reflexionar sobre nuestra inminente vejez, o idealizar el futuro, no nos permite tomar decisiones en el presente para poder vivir una vida plena cuando llegue el momento.

Ahorrar es importante, tanto para gustos a corto plazo, proyectos a mediano, y planes a largo plazo para nuestra vida futura. No querrás ser parte de las estadísticas que apuntan a que tu AFORE (si cuentas con una)  sólo te dará hasta un 30% de tu último sueldo para vivir tu edad de retiro, una cantidad muy por debajo de lo necesario.

Llegado el momento, desearás haber empezado a ahorrar a largo plazo cuando eras más joven, por que otras veces tal vez habrás dicho: “Si tan solo hubiera empezado antes a hacer esto, o lo otro, ahora estaría… (agrega cualquier objetivo que aún no has cumplido)”

Ahorrar a largo plazo es posible con un poco de planeación:

Haz una breve recapitulación de las cosas de la vida que más te aportan y que más feliz te harían en el futuro. Si hablamos sobre el retiro, que es nuestro fuerte en Mango Life, considera que las pensiones de tus padres probablemente no serán igual para ti, sino menores. Pregúntate ¿Como quiero y merezco vivir al retirarme?  Entonces, crea un plan sostenible.

Tú tienes todo para lograrlo. Si te lo propones y cumples pequeños objetivos, el ahorro se volverá un hábito. Te gustará saber que puedes ahorrar a largo plazo, y no dejarás de hacerlo.

Si tienes más dudas respecto al tema por favor contáctanos.

Somos Mango Life, la primer plataforma totalmente digital en México sobre Seguro de Vida y Seguro de Retiro. Estamos respaldados por Insignia Life, aseguradora mexicana calificada como una de las mejores en transparencia por la CONDUSEF.

Cotiza tu Seguro de Retiro aquí o preguntanos todo lo que necesites vía chat. Estaremos encantados de ayudarte a saber más de tu retiro, la jubilación y el Seguro que te ofrecemos.

seguro de retiro
qué es un seguro de retiro, cotiza ya