Si eres un buen Freelancer debes capacitarse en ser proveedor de un servicio al cliente impecable, manejar tus tiempos y aprender cómo mejorar tus finanzas.

Saber manejar tu dinero incluye saber cómo generar más, ahorrar y administrar ahorros para echar a andar proyectos, para emergencias y para cuidar el futuro cuando llegues a ser viejos.

Aquí te dejamos 6 claves sobre cómo puedes mejorar tus finanzas, para que cumplas todo lo que te propusiste este año, y sobre todo los que vienen:

1. Cuánto vale tu trabajo y cuánto estas cobrando

” Sé tan bueno que no puedan ignorarte” Cal Newport

Más que de mejorar tus finanzas, quiero hablarte de crear valor; el que le imprimes a cada trabajo que haces, el que tu cliente percibe al recibirlo y tu seguimiento post venta.

Antes de cobrar más, analiza el mercado y el promedio de precios de los servicios que coinciden con tu expertise. Y analiza con mayor rigurosidad si tú ofreces una calidad y eficiencia superior.

Para generar mayores ingresos, la brecha que te separa de otros tiene que exponenciarse. O puede suceder que tu caso sea, subestimar tu trabajo.

Comienza siempre con un objetivo claro: ¿Cuánto quieres facturar en promedio mensualmente? Si sabes lo que ofreces y lo que cuesta, tienes que confiar en que también existen los clientes que están dispuestos a pagarlo, porque ellos valoran la calidad y los resultados que ésta ofrece se multiplican para sus propios propósitos.

Si te vendes como uno más del promedio, ellos creeran que tu trabajo también lo es, y lograr tu objetivo financiero será practicamente imposible, por ello te conviene:

  • Crear estrategias para captar clientes, y otras para mantenerlos
  • Ofrecer valor agregado que no implique mucho tiempo pero que sea valioso para tus clientes

Recuerda, Si lo que entregas es aceptable, así serán tus ingresos, meramente aceptables.

2. Sigue invirtiendo en tu educación y habilidades

“La única cosa más costosa que invertir en educación, es la ignorancia” – Benjamin Franklin

Bueno, entonces tenemos que ser mejores en lo que hacemos para ganar más y ampliar nuestras opciones, ya sea más tiempo libre, o tener la opción de decidir trabajar sólo en algunos proyectos de los que nos llegan. Quizá, dejar de ser Freelancers y poner nuestro propio negocio. Pero para ser mejor es clave aprender más.

Invertir en ti, es una de las mejores maneras de usar tu dinero, invierte en tu educación, en llevar tus habilidades a otro nivel. Si bien, ahora existen infinidad de recursos, tutoriales, artículos, y blogs a tu disposición, también hay información que confunde.

Basándote en tu criterio, te conviene invertir en cursos completos, en talleres con personas que tú admires, y estar abierto a aprender constantemente. Transformar lo que sabes y aprendes, también transformará como vives, convertirte en alguien con más armas profesionales te da ventaja sobre muchos otros.

3. Recuerda que sin ti no hay negocio

“Si no estás activamente envuelto en conseguir lo que realmente deseas. Tú no lo quieres.” – Peter Mc Williams

Hay dos caras de la moneda cuando se trata de ser Freelancer y mejorar tus finanzas. El primer lado es ser competente, entregar calidad en tus trabajos, cumpliendo en tiempo.

El otro lado es vender ese trabajo, debes conocer tus habilidades, tus costos, los del mercado; y además, ofrecerlo. Si nadie ve lo que haces, simplemente no existe.

Cada inicio de semana, dedícate un tiempo a pensar con tranquilidad antes de lanzarte de lleno a trabajar. Presupuesta tu dinero, claro está, tú sabes: ingresos, egresos, gastos fijos y demás, pero sobre todo presupuesta tu tiempo: ¿cuánto invertirás en promocionar tu experiencia y cómo? Es parte de ser Freelancer.

4. Ahorra para las vacas flacas

“No ahorres lo que te queda después de gastar, gasta lo que quede después de ahorrar” – Warren Buffet

Puede que te haya llegado un gran proyecto o un cliente regular y tus ingresos se han “regularizado” mes a mes. Es fácil acostumbrarse a esos ingresos, y eso habla bien de ti.

Sin embargo, SIEMPRE, no importa la cantidad de ingresos, es bueno destinar una porción al ahorro para épocas precarias, para imprevistos o emergencias. Hay pocas cosas sobre las que tú tienes control: no tienes certeza, si tendrás a los mismos clientes en los siguientes meses, si retrasaran algún pago.

Luego, piensas cómo va tu salud, la de tus seres queridos, quizá quieres llevar tu negocio a un nuevo nivel, o tendrás que hacer algún cambio importante en tu vida. Todo eso requerirá esfuerzos económicos. Lo que gastas y lo que ahorras, son opciones en las que puedes tener más control, y desarrollar más sabiduría.

¿Cuáles son tus prioridades financieras a largo plazo?

5. No planees para el 2019, sino para el 2020 y los siguientes años

“Si tu plan es a un año siembra semillas, si tu plan es a diez años siembra árboles…” – Confucio

¿Hasta donde quieres llegar? No este año, sino en los que vienen. Ese enfoque debe ser tu guía. Y las decisiones que vayas tomando día a día, van proyectadas hacia metas más grandes, es la constancia de tus actividades diarias y tu visión lo que te permitirá cumplirlas.

George Lucas, incluso antes de filmar su primer película de Stars Wars, ya había planeado por lo menos 5 películas más. Decidió comenzar en el episodio cuatro, en lugar del primero. ¿Cómo sería actualmente La Saga de Star Wars, si no hubiera creado una planeación tan meticulosa desde antes? Quizá, habría quedado en una sóla película exitosa, y nada más.

Como recomendación, cada día, ten presente cuales son tus actividades del día, pero más importante, si esas actividades por más sencillas que sean se alinean con tus prioridades a largo plazo, porque es en la rutina, donde lo grande comienza a entretejerse.

Se paciente, y sobre todo constante. Haz lo que pocos hacen. Logra lo que pocos logran. Mejorar tus finanzas es una buena manera de comenzar.

6. El presente construye tu futuro, implementa un plan para retirarte

“Compra solamente lo necesario; lo superfluo, aunque cueste sólo un céntimo, es caro”  – Lucio Anneo Séneca

El ahorro es clave en un país como el nuestro, particularmente para el retiro. Como sabrás, desde 1997 se implementaron las AFORES, un sistema manejado por la banca privada del país, que tiene como objetivo “administrar” los recursos de los trabajadores y generar rendimientos durante la vida laboral.

Sin embargo, la realidad es otra: en el histórico de los rendimientos estos no superan la inflación. Esto quiere decir, que en lugar de que el dinero ahorrado de cada cuentahabiente gane más, va perdiendo su valor conforme pasan los años.

En el artículo ” Ten cuidado con las Afores” del físico Luar Moreno y el analista económico Emmanuel Ammeth, señalan con argumentos estadísticos, y datos analizados historicamente, que el rendimiento nominal anual de las Afores hasta el 2015 alcanzaban sólo el 4.19% y no el 12.69% que incluso la CONSAR aprobaba. Además, el rendimiento histórico por año, ni siquiera alcanzaba el 1% de rendimientos.

Vale la pena darle un vistazo completo a este análisis publicado en Forbes, para darse cuenta, que los números, no coinciden con la realidad de los ahorros de los mexicanos inscritos en un Afore.

La realidad es clara: el retiro sólo depende de ti, cuentes o no con un Afore. Al final esta cuenta no te garantiza tener una pensión digna. Lo ideal es ahorrar, desde que se es joven para que sea más fácil, menos el ahorro y más los años de interés a favor.

Un Seguro de Retiro es un instrumento financiero que te permite saber desde el inicio cuanto vas recibir al cumplir 65 años. Y al elegir cuanto quieres, sabrás cuanto debes aportar al mes o al año, acorde a tu situación del presente.

No te permitas llegar a los 45 o 50 años y no tener un plan para la jubilación.

Querrás regresar el tiempo y haber tomado otras decisiones. Con ahorrar el 5% o 10% de tus ingresos, puedes asegurarte una suma que de otra forma no tendrías, y esa cantidad de ahorro no impactará negativamente tu vida de hoy, por el contrario, te forjará la confianza y hábitos positivos.

Aprender a mejorar tus finanzas día a día, te da esa flexibilidad para poder vivir una vida en tu retiro que merezcas.

Si tienes más dudas respecto al tema por favor contáctanos.
Estaremos encantados de ayudarte a saber más de tu retiro, la jubilación y el Seguro que te ofrecemos.

Tu puedes construir el retiro que mereces
Tu puedes construir el retiro que mereces