Según la CONSAR, en México, el 83% de los jóvenes que ingresan a la universidad no logran terminarla y la razón principal es la falta de recursos económicos. Es importante contemplar la posibilidad de un Seguro Educativo, dada la situación económica actual de las familias mexicanas.

Si tienes hijos pequeños, estarás viviendo una etapa hermosa en la vida de cualquier persona, una época en la cual disfrutar de ser padre o madre de un nuevo ser. Entonces tu mundo se transforma en un gran reto, ahora todas las decisiones que tomes, afectarán directamente el futuro de tus hijos. Es un gran compromiso educarlos y ofrecerles todo lo necesario para su crecimiento, optar por un Seguro Educativo, te ofrecerá los mejores beneficios para el mañana.

Ofrece a tu hijos más oportunidades de las que tú tuviste

Concentrarte en los gastos del día a día o sacar adelante un hogar, puede hacerte perder de vista que cuando tus pequeños crezcan, esos gastos aumentarán al igual que sus necesidades, tanto alimenticias, como de salud y educación. Sin embargo, este momento es tierra de oportunidades, porque estás a tiempo de tomar las decisiones correctas para ellos.

Hoy es momento de reflexionar sobre el futuro de tus hijos.

Aunque puede parecer lejana su educación universitaria, el tiempo es justamente tu ventaja. Piensa en tu propio caso: ¿qué habría pasado si tú hubieras tenido un apoyo económico durante tus estudios universitarios? ¿No quisieras brindarles ese regalo a tu hijo/a?

¿Qué es un Seguro Educativo?

Un Seguro Educativo es un ahorro que haces para garantizar que tu hijo/a acceda a la universidad y termine su carrera sin ningún tipo de barrera económica, ni afectar las finanzas familiares.

Características de un Seguro Educativo:

  Esta herramienta de ahorro tiene como fin el solventar gastos universitarios, pero no es obligatorio gastarlo solo en la escuela. El dinero podrá usarse para cubrir cualquier necesidad, ya sea bajo tu supervisión o no.

  Incluye un seguro de fallecimiento, para proteger tu ahorro y tu decisión de quien lo recibirá.

  Haces un contrato por un tiempo determinado, generalmente la vigencia es hasta los 18 años de tu hijo/a. Lo más común es que sea de mínimo 5 años de ahorro.

  Comúnmente pagas por mes o por año, dependiendo de tu elección al contratar.

  Al finalizar el contrato, puedes optar por recibir el monto contratado en un solo pago o en un plan mensual hasta que se agoten los recursos.

  Puedes contratarlo desde que eres mayor de edad y hasta que cumplas 60 años, aunque el límite máximo de este rango puede variar.

Algo que es importante entender en un Seguro Educativo, es que hay tres figuras que participan y que quedan registradas en el contrato:

  1. Asegurado Titular: Eres tú que contratas el Seguro Educativo para tu hijo/a.
  2. Asegurado: Es tu hijo/a (u otro menor de edad).
  3. Tercer beneficiario: Es una persona que designas para recibir el ahorro, en caso de que fallezcan tú y tu hijo/a.

En caso de fallecimiento

  • Si falleces tú como Asegurado Titular, tu hijo/a recibirá el monto asegurado completo, al finalizar la vigencia del contrato.
  • Si fallece tu hijo/a como Asegurado, recibirás la cantidad ahorrada hasta ese momento y el contrato termina.

Infórmate sobre como dejar protegidos a los que amas en caso de que fallezcas, aquí te decimos lo que es un Seguro de Vida.

¿Qué beneficios obtienes con un Seguro Educativo?

El solo hecho de asegurar una carrera universitaria para tu hijo/a, es un paso importantísimo para ayudarlos a construir su propio patrimonio. Pero hay otras razones por las cuales un Seguro Educativo mejorará tu bienestar:

Vive con tranquilidad

En muchas familias el dinero es el principal causante de conflictos. Tener la posibilidad de evitar préstamos para los gastos de educación, le proveerá a tu familia una mayor estabilidad, lo que se traduce en una vida más tranquila y segura.

Además si ya tienes cubierta la educación, podrás invertir en otros aspectos como en vacaciones, remodelar la casa, comprar un auto, ahorrar para emergencias o cualquier objetivo que te plantees.

Conoce en cual universidad estudiará tu hijo/a

Al realizar la contratación del Seguro Educativo, conocerás la cantidad que tu hijo/a recibirá al finalizar la vigencia del contrato. Así podrás hacer una mejor planeación de ahorro y ajustarla a tus posibilidades; dependiendo de la universidad que quieras para él/ella.

Tu dinero crecerá

Tu ahorro generará intereses durante el tiempo que dure el contrato, por lo que no perderá su valor por la inflación.

Si deseas más información, contáctanos para resolver todas las dudas que tengas, a nosotros nos hace felices ayudarte a comprender más sobre seguros y ahorro.

Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción