¿Cómo funciona un
seguro de educación?

Creamos esta guía para que aproveches la infancia
de tus hijos, y ahorres para su universidad.

1  ¿Cómo está el panorama de educación superior en México?

En México, por cada 10 estudiantes de educación básica, sólo 2 lográn llegar a la universidad y graduarse. 

La principal razón es la falta de recursos económicos. Lo anterior nos ubica debajo de otros países Latinoamericanos como Costa Rica, Chile, Argentina, Brasil, Colombia y Cuba. Fuente: (Plan Educativo Nacional UNAM)

  • En el 2016, menos del 53% de los jóvenes entre 25 y 34 años, contaba con un nivel de educación menor a la preparatoria.
  • Solo el 17% de las personas entre 25 a 64 años en México, había cursado la educación superior en el 2016. Es la proporción más baja entre los países de la OCDE, en donde el promedio es de 37%.
  • Sobre posgrados, sólo 1% de los mexicanos de dicho rango de edad tienen una maestría o equivalente, mientras que menos del 1% tienen un doctorado

En un país donde las colegiaturas van desde $14,500 hasta $110,000 pesos, aproximadamente por semestre, pero donde más de la mitad de la población vive en condiciones de pobreza, con un salario mínimo al día de $102 pesos, no sorprende la alta deserción escolar.

  • Acorde a la más reciente Encuesta Nacional de Ocupación y empleo: el salario promedio de una persona con un título profesional es de $6,870 al mes, mientras que el salario de quienes no tienen uno es de $4,308 pesos.

¿Qué se ha hecho para solucionar estos problemas?

Durante las últimas décadas, la estrategia se ha enfocado en crear más universidades tecnológicas y politécnicas, incluso con opciones virtuales y modalidades más flexibles.

La realidad es que la demanda para acceder a una educación superior en instituciones públicas rebasa su capacidad, implica costos adicionales de traslado y manutención para los estudiantes.

Cuando no entran a una escuela pública, queda acceder a la educación privada y por supuesto el costo de colegiaturas añade un nuevo obstáculo a jóvenes que tienen ganas de estudiar pero pocos ahorros o alternativas para costear sus estudios.

Por lo anterior, hemos creado esta guía, para que conozcas como un seguro de educación puede ser la clave para que tu hijo/a ingrese y termine la universidad.

¿Cuánto cuesta la Universidad?

Acorde a datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el costo promedio al 2017 de la carrera completa iba desde $125 mil pesos a $930 mil pesos en una institución privada.

Y aunque instituciones públicas tienen costos de ingreso mucho menores, existen otros gastos como transporte y hospedaje. Tan sólo en libros de la carrera de medicina, se llegan a pagar más de $30,000 pesos durante la licenciatura.

  • Estudiar en escuelas privadas, como derecho en el ITAM, ronda los $700,000 pesos.
  • Medicina en la Universidad de La Salle casi los $800,000.
  • Diseño gráfico, Ingeniería electrónica, mecánica y sistemas en la misma escuela hasta $400,000 pesos.
  • Mercadotecnia, Comunicación o Contaduría en la universidad Panamericana alcanza hasta los $600,000 pesos.

Fuente: Universia

2  ¿Cuánto gana un profesionista?

Los mexicanos que cuenten con estudios universitarios, pueden ganar más del doble en comparación a contar sólo con preparatoria.

Los adultos con un título de técnico superior ganan 30% más de los que sólo tienen preparatoria o bachillerato.

El salario promedio de un profesional en áreas de Ciencias Biólogas alcanza casi $14,000 pesos, enseguida viene arquitectura, urbanismo, diseño e ingenierías con $13,000 pesos en promedio.

La ENOE (Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo) señala que el 80% de los profesionistas, son subordinados y remunerados. Hasta un 7% son empleadores y sólo un 13% trabajan por cuenta propia, sobre todo en carreras como odontología, veterinaria y terapia de rehabilitación.

Fuente OCDE, INEGI, ENOE

Carreras populares y salarios promedios mensuales

  • Administración de empresas $11,161
  • Contabilidad $11,374
  • Derecho $12,157
  • Docente de primaria $8,747
  • Psicología $9,249
  • Ingeniería $12,183
  • Medicina $15,224
  • Enfermería $9,458
  • Ciencias de la computación $10,531

Acorde a IMCO un licenciado gana en promedio $11,327: 80% más que alguien que sólo terminó la preparatoria.

Cabe destacar que el promedio que señalan los estudios, toman muestras de toda la república mexicana, aunque cierta profesión tenga salarios más elevados en ciudades como Monterrey, CDMX o Guadalajara, no significa que sea así para el resto del país.

Salarios promedio mensuales de carreras clasificadas por IMCO en el 2017 como las de excelente inversión:

  • Química:  $33,265
  • Física: $17,771
  • Estadística: $16,674

Salarios promedio mensuales de carreras consideradas como inversiones muy inseguras:

  • Filosofía y ética: $8,060
  • Lenguas extranjeras:  $8,422
  • Diseño: $9,289

Para IMCO una carrera que no asegura calidad en educación y su inclusión en el mercado laboral, es una mala inversión para el país y las familias.

3¿Cuáles son las mejores universidades?

Ranking Nacional top 10

El ranking de universidades 2019 publicado por America Economía Intelligence, señala como el top 10 a las siguientes universidades:

  1. UNAM
  2. ITESM (Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey)
  3. Instituto Politécnico Nacional
  4. Universidad Autónoma Metropolitana
  5. Universidad de Guadalajara
  6. Universidad de las Américas Puebla
  7. El Colegio de México
  8. Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
  9. Universidad Autónoma Chapingo
  10. Universidad Iberoamericana CDMX

Fuente: América Economía

Ranking global de Universidades

Acorde al Academic Ranking of World Universities del 2018, la UNAM está ubicada en el rango entre 201-300, el IPN en el 501-600 y la UAM 901-1000 de una selección de 1000 universidades. Fuente: El economista

México es la economía número 15 del mundo, acorde a su Producto Interno Bruto, y aún así, la calidad de la educación no se equipara a esa posición, estamos muy por debajo de lo que podríamos estar. También nos indica lo complicado que es para los mexicanos tener una educación de calidad, y con ello crear una mejor calidad de vida.

¿Qué pasa con las Universidades gratuitas?

El problema es que las Universidades gratuitas tienen una demanda de aspirantes que las sobrepasa el porcentaje de aceptación. Por ejemplo, en la UNAM, sólo el 1.1% de los que aplican a la Facultad de Medicina logran ingresar.

4  ¿Financiar la universidad?

Hay opciones como los fideicomisos educativos o préstamos tradicionales con bancos, que ofrecen financiamiento para los estudios universitarios.

Además, se han lanzado nuevas empresas y plataformas digitales que ofrecen créditos con el objetivo de cubrir colegiaturas y gastos relacionados, bajo diferentes modalidades de pago y plazos. La mayoría solicitan un aval que deje en garantía una propiedad. Durante la carrera se va  pagando un porcentaje del crédito y al graduarse, el restante con un tasa de interés que dependerá de la institución otorgante.

Acorde al reporte realizado por HSBC:

Los padres más jóvenes son los que suelen considerar endeudarse para financiar la educación universitaria.

El estudio también destaca que el 55% de los padres encuestados dejaría de pagar la tarjeta de crédito, ahorrar para su retiro (53%), o dejar incluso de pagar la renta de la vivienda (37%), antes que suspender el financiamiento de dicha carrera.

Esto demuestra que el apoyo de los padres es indispensable, pero también que el ahorro debería ser prioridad antes que pedir un crédito.

Resultar mucho más pesado y estresante pagar un financiamiento que ahorrar; cubrir los intereses, cargos moratorios, capital  y la carga emocional impacta a toda la familia, así como pone en riesgo otras metas financieras.

Evitarlo es posible, mientras exista planeación y claridad en las prioridades desde que los hijos son niños.

Un seguro de educación permite que aproveches la infancia y adolescencia de tus hijos para ahorrar y evitar endeudarte en el futuro.

5  ¿Qué es un seguro de educación?

Un Seguro de educación es un instrumento financiero que permite a padres y madres anticiparse y ahorrar para la Universidad de su hijo. Recibirán el monto contratado una vez que el hijo/a cumpla los 18 años. 

Características del seguro de educación

Esta herramienta de ahorro tiene como objetivo solventar gastos universitarios, pero no es obligatorio gastarlo únicamente en la escuela. El dinero podrá usarse para cubrir cualquier necesidad, ya sea bajo tu supervisión o no.

✓ Haces un contrato por un tiempo determinado: generalmente la vigencia es hasta los 18 años de tu hijo/a. Lo más común es que sea de mínimo 5 años de ahorro, significa que tienes hasta los 13 años de tu hijo/a para contratar uno.

✓ Comúnmente pagas por mes o por año, dependiendo de tu elección al contratar.

✓ Al finalizar el contrato, puedes optar por recibir el monto contratado en un único pago o en un plan mensual hasta que se agoten los recursos.

Incluye seguro por fallecimiento e invalidez:

Una gran ventaja que incluye el seguro de educación es la cobertura por fallecimiento e invalidez , es decir, que si durante la vigencia tú como contratante mueres o sufres algún accidente o enfermedad que te condicione a ser dictaminado con invalidez total y permanente, tu familia no deberá pagar más el seguro, y tu hijo recibirá el monto contratado a su mayoría de edad.

En caso de que prefieras que tu pareja u otro adulto de confianza maneje ese dinero llegado el momento, puedes establecerlo al momento de contratar. Así, sabes que alguien de tu completa confianza usará el dinero para la universidad y gastos relacionados de tu hijo.

Por supuesto, que esto no es algo que queremos que suceda, lo ideal es celebrar la graduación de un hijo y que puedas presenciar como cumple cada una de sus metas.

El costo del seguro de educación depende de dos factores:

  1. Cuánto deseas pagar anualmente (puedes escoger pagar por mes).
  2. Cuánta suma deseas recibir para tu hijo a sus 18.

Tú recibes este dinero y puedes administrarlo para universidad de tu hijo.

¿Qué pasaría si tú y tu hijo llegarán a fallecer durante la vigencia del seguro?

Esta es una situación extrema, que podría suceder. En este caso, el dinero que se ha acumulado al momento lo recibiría otro beneficiario, tú lo habrás designado desde el día que contrataste, recuerda platicarlo y expresar tus deseos sobre que hacer con el dinero.

6  Aprende estas palabras antes de contratar

Suma

Es el monto establecido en la póliza y que la aseguradora pagará al término de la vigencia.

Prima

El costo del seguro, el pago puede ser mensual o anual.

Contratante

Quién solicita el seguro y se compromete a realizar el pago de la prima.

Asegurado

En este caso tu hijo/a, la razón por la que contrataste el seguro.

Beneficiario adicional

Si tú y tu hijo llegarán a fallecer; este beneficiario recibe lo ahorrado al momento.

Cobertura por fallecimiento

Si falleces, ya no se paga el seguro y la suma total se entra a la vigencia a tu hijo.

Más beneficios de un seguro de educación

Evitas endeudarte

Un gran porcentaje de estudiantes terminan su educación para darse cuenta de que les queda un largo camino para pagar sus préstamos.

Endeudarse es comprometerte con una institución que busca un retorno, ahorrar es un compromiso que tienes contigo y con tu familia.

La decisión queda en ti ¿en dónde deseas invertir tu tiempo, esfuerzo y dinero?

Estamos hechos de hábitos

Las metas a largo plazo se libran en la vida diaria, en los hábitos que construimos día a día. Uno de los más importantes es ser capaces de usar nuestro dinero en favor de un objetivo a futuro, aunque parezca lejano el tiempo no se detiene, y eventualmente llegará ese día.

Tener un seguro de educación es ese tipo de ahorro que se piensa para disfrutar en un futuro, que ha de llegar para tu hijo y para ti quien pagará por su universidad.

Forjar ese hábito también se trasladará a otras áreas de tu vida. Será una cascada de buenos hábitos para ti y los que más amas.

Anticipar en que universidad estudiará tu hijo

Es un hecho: lo que se planea, tiene más probabilidades de cumplirse.

Saber cual es el presupuesto que se tendrá para la universidad permite delimitar en donde se quiere estudiar, contemplar otras cuestiones como traslados, hospedaje, vinculaciones que tienen con otras universidades extranjeras para posibles intercambios, lo que implica hacer otros presupuestos.

Tu hijo puede concentrarse en lo que importa

Todos quienes hemos sido afortunados de tener una educación universitaria, hemos conocido casos cercanos de compañeros que pagaron sus estudios, aunque sea parcialmente.

Quienes trabajan y estudian al mismo tiempo logran una hazaña nada sencilla; pues hay que cumplir con un horario laboral y además los trabajos académicos.

Cuando hay claridad de que el dinero se usará para pagar los estudios, se genera una ventaja importante: ser capaz de concentrar nuestra energía en el estudio y aprovechar al máximo esos años.

7 Antes de contratar, considera tu presupuesto

Es importante que consideres algunos factores importantes antes de contratar un seguro de educación:

  • ¿Qué universidades consideras y cuánto es el costo promedio de una carrera?
  • ¿Cuántos años quedan por ahorrar hasta los 18 años de tu hijo?
  • ¿Cuál es tu presupuesto mensual de ahorro con el que te sientes cómodo? Recuerda que tendrás que mantenerlo hasta el término de la póliza
  • ¿Tienes más hijos? ¿Necesitas contratar otro seguro eventualmente?

¿Y si mi presupuesto no ajusta el total de la universidad?

Es posible que el monto a contratar que se sustenta en cuánto puedes ahorrar, no alcance para pagar el total de la carrera en determinadas universidades. Sin embargo, lo importante es llegar a ese punto con una cantidad que garantice un cubrir parte de los estudios.

Es decir, que tú y tu hijo/a sepan que podrán cubrir por lo menos la mitad de la carrera. También, es posible complementar el seguro educativo, con becas escolares que las universidades otorgan, u otros organismos.

Tu hijo sabe que tiene más opciones de esta manera.

Cuando uno sale de la preparatoria, sin opciones, sin un ahorro, el hecho de considerar la universidad se convierte en algo complejo, la motivación se pierde.

Cuando sabes que tienes una ventaja, y que sí puedes estudiar y por lo menos tienes seguro un par de años de la carrera, te motivas a encontrar soluciones para terminarla, sabes que tienes más probabilidades de lograrlo que si comenzaras desde cero.

8 ¿Qué compañías ofrecen estos seguros?

En México, existen alrededor de 10 compañías que ofrecen seguros educativos. La CONDUSEF califica a estas empresas en base a su servicio, número de quejas, documentación proveída y estándares de calidad.

Estas son las compañías que hasta el momento ofrecen el seguro de educación:

Seguros Atlas
Mapfre
Insignia Life
Metlife
Hsbc
General de seguros
Inbursa
Seguros Banorte
GNP
AXA

Acorde a datos proporcionados por la Condusef, HSBC, Insignia Life y General de Seguros lograron las calificaciones más altas y no presentaron quejas por parte de los clientes.

9 ¿Cuál es la manera más simple de contratar un seguro de educación?

El mundo está aprovechando la tecnología para ofrecer a más personas diferentes productos y servicios.

En seguros, Estados Unidos, Alemania, y Argentina ya cuentan con ofertas digitales. En México, por primera vez, Mango Life hizo posible que un seguro de educación se calculara y contratara en cualquier momento y desde cualquier dispositivo, con sumas desde $200 mil hasta $1.5 millones de pesos.

En Mango Life ofrecemos un seguro educativo que es fácil de cotizar y contratar. 

Nuestro seguro de educación incluye la cobertura por fallecimiento.

Al final de la vigencia cuando tu hijo cumpla 18 años, tú podrás dar el uso que consideres más apropiado a la suma contratada.

Tú decides si recibes el dinero en una sóla exhibición o si prefieres un plan de renta mensual.

Recibes asistencia de salud  24/7:

  • Limpieza dental una vez al año
  • Planes personalizados
  • Planes nutricionales personalizados vía e-mail
  • Examen de la vista una vez al año
  • Un servicio de ambulancia al año hasta por $1,000 pesos
  • Además de otros descuentos que recibirás una vez contratado tu seguro, como estudios de laboratorio, consultas, ópticas, medicina estética y más.

Conoce Mango Life, y descubre tu precio hoy mismo.

Su educación lo es todo, asegura su futuro

Descarga esta guía en PDF
Calcula su seguro