Seguro de gastos hospitalarios

Preguntas frecuentes

Sí. En máximo 48 horas después de contratar el seguro hospitalario, podrás acceder a las consultas médicas en línea para que te oriente un médico sobre tus síntomas y evites salir de casa si no es necesario.

Respecto a la cobertura de hospitalización, tendrás que esperar 30 días después de contratar para que pueda cubrir COVID-19.

Después de ser dado de alta, recibirás la suma correspondiente desde el segundo día completo que hayas estado hospitalizado.

Ejemplo:
Lorena estuvo hospitalizada 5 días a causa de un accidente de auto. Su plan Smart le da $4,000 pesos por cada día, como se cuenta a partir del segundo día, ella recibirá lo equivalente a 4 días: en total $16,000 después de ser dada de alta.

En general no hay un límite de eventos, sin embargo, existe un máximo de 15 días de hospitalización por año a causa de enfermedad y 15 días por accidente, en total 30 días.

Este seguro no lo cubre. Está pensado para situaciones no previstas como accidentes y enfermedades.

Para accidentes no hay periodo de espera, pero para enfermedades hay un periodo de espera de 30 días, antes de que aplique el seguro. Es decir, que debes contar con el seguro por lo menos 30 días, antes de que pueda cubrir enfermedades.

Por el momento, las consultas son únicamente con médicos generales, quienes cuentan con cédula profesional.

Después de ser dado de alta, una vez que hayas llenado la solicitud requerida y enviado los documentos solicitados, el proceso toma regularmente 6 días hábiles, como máximo 30 días. El dinero se enviará a través de una transferencia bancaria. 

Sí. Es un deducible equivalente a 24 horas de hospitalización. Tú como cliente no pagarás nada de tu bolsa, equivale al primer día de hospitalización.

Por ejemplo:  si pasaste 10 días completos hospitalizado, se te pagará lo correspondiente a 9 días, con el monto del plan contratado. Revisa el ejemplo en la página de nuestro seguro.

Cualquier enfermedad preexistente que tengas no será cubierta dentro del plan, por lo que el pago por hospitalización no aplicaría.

Son médicos profesionales con cédula pero por disposición legal, no pueden recetar vía chat, teléfono o video-llamada. Sin embargo, podrán orientarte en medicamentos de venta libre.

Al ser tú el contratante del plan, el beneficio es sólo para ti. No pueden ser transferidas.

Un excelente escenario sería que contáramos con los dos seguros, cubrir la mayor parte de los gastos con un seguro de gastos médicos mayores y recibir un cantidad en efectivo con el de gastos hospitalarios.

El seguro de gastos hospitalarios nos da la ventaja de que si llegamos a estar hospitalizado, y no tenemos ingresos, este plan nos da el dinero acorde al plan contratado para poder reducir la carga de gastos, y recuperar nuestra estabilidad económica más rápido. 

Para leer todas las diferencias, lee esta entrada que creamos para ti. 

Cuando te dan de alta en el hospital, te proporcionan una constancia médica con la fecha de ingreso y alta del paciente. Ese documento es el que necesitarás para comprobar los días completos que fuiste hospitalizado.

Revisa los documentos requeridos para hacer este proceso.

Desde los 18 años de edad hasta los 64, si contratas en este último año aún podrás contar con el seguro por 5 años más.

No. El plan está diseñado para ser individual, por el momento no es posible agregar a alguién más, la única opción sería contratar otro plan para esa persona.

Este seguro está respaldado por Chubb México, aseguradora global con presencia en 54 países, la más grande en USA y reconocida en México por su fortaleza financiera, es regulada por la CNSF (Comisión Nacional de Seguros y Fianzas) y CONDUSEF. Estas entidades vigilan permanentemente la solvencia financiera de las compañías de seguros para garantizar el cumplimiento de las obligaciones que tienen con sus asegurados.

Además de ello, la agencia calificadora estadounidense AM Best otorgó a Insignia Life en 2017 la calificación AA – Superior por la capacidad de cumplir con sus obligaciones financieras.

Con la implementación del nuevo marco regulatorio Solvencia II en México en el año 2015 – importado de la Unión Europea – las personas con un seguro pueden tener la tranquilidad de que las empresas que proveen el servicio financiero difícilmente quebrarán.

Como dato adicional, en toda la historia del sector asegurador mexicano sólo se han reportado 4 quiebras de compañías de seguros, la última en 1995.

No. Tú estarás cubierto mientras tus pagos estén al corriente, no hay penalizaciones por cancelación.