Seguro de retiro

Preguntas frecuentes

En caso de fallecimiento durante la vigencia de tu seguro de retiro, los beneficiarios recibirán el valor de rescate o el total de prima pagada, lo que resulte mayo estos montos siempre puedes consultarlos en la tabla de valores garantizados que recibes con tu póliza.

En un seguro de retiro, el objetivo es claro: Vivir tu retiro como mereces, con el ahorro que has generado durante tus años productivos.

La principal ventaja de un seguro de retiro es que desde el primer día de contrato tú sabes cuanto recibirás al término de la vigencia. Ahorrar en una cuenta de banco es principalmente para situaciones a corto plazo, el monto que ahorras depende de ti, no hay algo fijo para asegurarte cierta cantidad, y tienes liquidez variable dependiendo del tipo de producto.
Además, es posible deducir impuestos con un seguro de retiro.

Hoy es tu mejor momento.

¿Por qué?

Entre más joven contrates tu Seguro de Retiro, mayores serán los rendimientos acumulados y más bajas las aportaciones que harás, pues tendrás más años para ahorrar.

Si por un imprevisto te atrasas con un pago, automáticamente se cubre, con los fondos de tu seguro para que sigas protegido. Este beneficio está disponible a partir del tercer año y  los fondos deben alcanzar para cubrir el pago atrasado.

Deberás reponer a la brevedad el pago faltante para garantizar que sigas cubierto y tu seguro esté al corriente.

Para calcularlo debes tener presente tu capacidad de ahorro actual y cuánto quieres recibir en tu retiro.
  • Contempla ahorrar mínimo un 10% de tus ingresos anuales.
  • Aprovecha parte de tu aguinaldo o bonos para destinarlo a tu futuro.
  • No subestimes tu capacidad de ahorro es mejor ahorrar un poco menos pero tener la tranquilidad de que podrás cumplir con tus pagos.
  • Comienza joven, los años que aún faltan para tu vejez son tu ventaja, aportas menos dinero, durante más tiempo, es más fácil.
Calcula cuánto recibirías en nuestro seguro de retiro con nuestro cotizador Mango Life.

Sí. De tus ingresos anuales, las inversiones en planes de ahorro o pago de primas por concepto de seguro de ahorro para el retiro están exentos de pago de impuestos. Al momento de declarar, únicamente presentas tus facturas. (Art. 109, 176 y 218 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta).

Desde el momento en que cotizas (toma segundos en nuestra web) sabrás la suma que puedes contratar y el pago mensual o por año que deberás hacer. La suma que contrates será el dinero que recibirás a la vigencia del seguro; 65 años.

Si ya cuentas con una cuenta AFORE, el seguro de retiro complementa el dinero que tendrás disponible al jubilarte, y si no tienes una AFORE, con mayor razón es tu responsabilidad asegurar que vivas con dignidad tu etapa de vejez.

Este dinero es exclusivo para tu edad de retiro, por lo que no puedes hacer retiros parciales antes de los 65 años. Esto te ofrece la oportunidad de forjar un buen hábito, y saber que este dinero es intocable, y que necesitarás mucho más en tu vejez.

Estamos respaldados por Insignia Life y confiamos en esta aseguradora por ser una empresa de capital mexicano, transparente y comprometida con la innovación en el mundo de los

Cada año todas las aseguradoras son evaluadas por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) que supervisa su salud financiera en auditorías periódicas. Aplican e programa Solvencia II, aplicado en Europa. México lo implementó por primera vez en Latinoamérica.

Si llegará a existir una mínima posibilidad de que la aseguradora no pudiera cumplir con sus obligaciones a sus clientes, se le obliga a que transfiera su cartera de clientes a otra aseguradora, respetando todas las condiciones. Esto es un caso muy lejano, pues para eso las regulaciones y auditorías anuales, previenen que se llegue a este punto.

Tu puedes tener la certeza de que recibirás tu dinero a los 65 años.

Si ya no puedes pagar tu seguro en algún momento de tu contrato, tendrás dos opciones para poder recuperar la mayor cantidad posible de tu dinero o detener tus pagos y recibir otra cantidad a tus 65 años. En cualquier caso podrás seguir aprovechando el seguro.

Opción 1: Saldar tu seguro (recomendada)

  • Si ya no puedes pagar, puedes elegir saldar tu seguro. Es decir, notificar a la aseguradora que ya no harás más pagos, y esperar a tus 65 años para retirar lo que hayas acumulado hasta ese año.
  • Cuando contratas tu seguro, recibes una tabla de valores con la proyección de todos los años de contrato. Hay varias columnas, una de ellas es “seguro saldado” ahí verás la cantidad que corresponde por año de tu contrato. 

Opción 2: Retirar el dinero de Valor de Rescate

  • En esa misma tabla de valores, verás otra columna “Valor de rescate”, esa cantidad será la que puedes retirar si decides sacar el dinero de tu seguro. El seguro te dará la cantidad más alta: ya sea el valor de rescate, o el total de tus pagos hasta el momento.
  • Cabe mencionar que cuando retiras dinero de un seguro, la Ley del ISR lo considera un ingreso y sobre eso cobrará un impuesto acorde a lo que esté vigente en ese año.

Lo ideal es que no tengas que recurrir a sacar tu dinero, por eso debes sentirte muy cómodo con la cantidad que quieres pagar al mes durante todo el contrato de tu seguro.