Seguro de vida

Preguntas frecuentes

La suma que contrates, es el dinero que tu familia recibirá en caso de que tu llegues a fallecer durante la vigencia del seguro.

Cubre el fallecimiento a causa de accidentes, enfermedades, vuelos comerciales, si eres víctima de la delincuencia y desastres naturales. El seguro te cubre hasta los 65 años, mientras cubras puntualmente tu pago año tras año.

La ventaja de nuestro seguro de vida es que no tiene plazo forzoso.

Las siguientes son exclusiones por fallecimiento que no están cubiertas en tu seguro de vida:

  • Suicidio
  • Muerte por el uso de drogas o alcohol
  • Realizar prácticas riesgosas mientras conduces
  • Participar en riñas o actos delictivos
  • Muerte a razón de enfermedades existentes como diabetes, VIH, cualquier tipo de cáncer, Lupus, haber sufrido un infarto o embolia previamente, insuficiencia renal, enfisema pulmonar, epilepsia, hepatitis o una enfermedad terminal.

Tener entre 18 y 60 años, Identificación oficial vigente, y una tarjeta de crédito o débito que acepte domiciliación

Aceptamos tarjetas de crédito y débito, con cargo domiciliado anual o por mes. Contamos con certificados de seguridad para proteger tus datos.
Tu eliges si quieres pagar tu seguro por mes o anualmente. Recibes un descuento si decides pagar por año. Haz tu cotización y descubre tu precio.

Estas 3 opciones se encuentran en forma de una tabla de valores garantizados que llega con tu póliza:

1.Valor de Rescate

Cancelas tu seguro y recuperas sólo un poco de la inversión, el monto depende del año en que dejes tu contrato.

2. Seguir protegido sin más pagos

Puedes saldar tu seguro a partir del 3er año. Saldar significa que si ya no puedes pagar tu seguro y depende del año en que decidas parar, quedarás asegurado con la cantidad que hasta ese momento se reunió en tu tabla de valores garantizados. El seguro queda vigente hasta tus 65 años, con esa cantidad congelada. Si falleces, tus beneficiarios reciben esa cantidad y pueden usarla para pagar gastos funerarios y u otros menores.

3. Prorrogar el seguro:

Si decides la opción de prorrogar tu seguro, significa que sigues asegurado por el mismo monto que originalmente contrataste, pero durante un tiempo mucho menor. Después de esa nueva fecha que se establezca, dejarás de estar asegurado. En esta opción no recibes ningún monto, sólo puedes estar asegurado por unos años más.

Puedes consultar los montos en tu tabla de valores garantizados que recibes al contratar.

A quien tu decidas. Si son menores de edad, el tutor de ellos cobraría el monto si al momento del fallecimiento ellos siguen siendo menores.

En caso de fallecimiento, tus beneficiarios deberán ponerse inmediatamente en contacto con nosotros para notificarlo y comenzar con el proceso de pago, así como reunir la documentación necesaria.
Insignia Life, otorgará directamente a tus beneficiarios un anticipo del 30% de la suma asegurada (o 1,500 días de salario mínimo Zona A, lo que resulte menor) para hacer frente a gastos inmediatos a causa de un funeral.
Para cobrar la suma total contratada, los beneficiarios recibirán el pago vía cheque o transferencia bancaria. Los beneficiarios podrán recibir el pago en una sola exhibición o de forma mensual. 

En este tipo de seguro no. ¿Por qué? Este es un seguro que no tiene una función de ahorro, se ha creado así para que sea más accesible.

Si tú quisieras recibir algo a tus 65 años, básicamente habrías estado aportando esa cantidad que recibirías, por lo que no sería un beneficio directo, sino un ahorro que acompaña al seguro; a estos productos se les conoce como Seguros Dotales y son más costosos para poder generar el ahorro que obtendrás si no falleces.

En Mango Life creemos que un seguro de vida, primero debe cumplir esa función, proteger económicamente tu vida, y debe ser accesible en costo y contratación para más personas. Si deseas ahorrar, existen otros instrumentos para lograr que tu dinero genere excelentes rendimientos.

Los seguros de vida que la mayoría de los bancos ofrecen, suelen ser conocidos como Temporal a un año de renovación, es decir que cada año se renueva tu seguro, esto tiene algunas desventajas como que el precio se re-calcula en base a tu edad: cada año pagas más.

Además, si durante ese año enfermaste, el banco puede decidir no renovar tu seguro, pues no querrá aceptar el riesgo. Al principio suelen ser más económicos y por eso son atractivos, pero enfermar y que no te renueven el seguro, te deja a la deriva.

Planes a largo plazo, como el que ofrecemos en Mango Life te cubren durante todos los años de la vigencia, y no hay penalización si decides no renovar en algún momento de tu vida.

Aunque enfermes, podrás seguir con tu seguro; el costo es el mismo cada año por que se calcula en un promedio de tu edad y el plazo de contratación.

Después de entregar todos los documentos a la aseguradora, ellos harán la entrega de la suma correspondiente y especificada en tu póliza, en un plazo no mayor a 30 días.