Cuando te encuentras formalmente trabajando, la empresa que te contrató te da de alta para que cotices ante el IMSS . El gobierno, tu empleador y tú aportan en conjunto  un 6.5% en base a tu salario para destinarlo a tu AFORE. Cuando cumplas 65 años, el dinero deberá servir para tu pensión de jubilación, pero…

…La cuestión es que el 6.5% no es suficiente para que al jubilarte goces de una pensión digna. Hay indicadores que señalan que si logras reunir las 1250 semanas cotizadas requeridas, que para entonces, menos del 40% de todos los trabajadores en edad de jubilación lo conseguirán, de todos modos tu pensión será inferior al 30% de tu último sueldo registrado.

¿El AFORE como única solución no es tu mejor apuesta?

La solución ante este pronóstico es clara pero no significa que sea sencilla: Lo ideal es que tú reconozcas que la responsabilidad de llegar a un retiro digno sólo depende de ti. La pensión segura de la época de nuestros padres o abuelos están en picada.

Trabajar incansablemente confiando en tu AFORE como opción única de pensión es la apuesta más arriesgada. Estás dejando tu futuro en manos de alguien más, en manos de un sistema que vela por sus intereses.

Como prueba, en abril 2019 se aprobó una nueva reforma para las AFORES, se les permitirá cobrar una nueva comisión en función de los rendimientos de las cuentas de los trabajadores, podría incluso ser que se aumente la cantidad de aportación que se hace del salario y en lugar de ser sociedades de inversión pasarán a ser Fondos de Inversión. Fuente:

Para ilustrar lo anterior, si una empresa necesita un préstamo, ahora podría contemplar acudir a estos fondos de inversión que manejan el dinero de las AFORES, y pagar intereses sobre él, suena bien en papel, pero ¿Quién controlará, supervisará y repartirá esos intereses? ¿La mayor parte será para el trabajador? ¿Se verificarán los reportes que liberen las AFORES? y ¿Si hay pérdidas?

Son preguntas que llevan a pensar que la regulación hecha por la misma entidad que busca ganancias del dinero de los trabajadores no será 100% transparente.

Un sistema de pensiones rígido, afectará a nuestra generación más que beneficiarla

Sistemas parecidos al AFORE fueron implementados en varios países, México lo adoptó después de Chile y ahí se comprobó años después que era inadecuado y que no resolvía el problema de las pensiones.

Ahora, la justificación de quienes lo legislan en nuestro país es que el ahorrador, oséa tú y yo, no tenemos consciencia de hacer aportaciones voluntarias además del porcentaje que ya se ahorra en las cuentas; no tenemos la disciplina de forjar una pensión por nuestra cuenta, por lo que el estado, en compañía de la Banca serán quienes lo regulen, para  «proteger el futuro de los cuentahabientes».

Puede que haya algo de razón en ello, pero promover un sistema unilateral, tampoco es la respuesta.

Cambiar el plan de pensiones en México es inconcebiblemente complejo, y no ha de suceder pronto. No depende de ti y ni de mi, lo que sí podemos hacer es tener más curiosidad para crear planes y caminos alternos que complementen el AFORE.

Tomar compromiso de nuestra vejez , es un tema crucial, y pilar de nuestra vida financiera. No lo hemos aprendido así, por eso cuesta comprender la magnitud del problema, que parece lejano, y aceptar que la solución recae finalmente en nosotros y nuestra estrategia para llegar a esa edad, felices y tranquilos.

Lo que hoy te parece más arriesgado y difÍcil, es lo más conveniente a largo plazo

Probablemente pienses, ¿cómo puedo crear mi propia pensión si mis ingresos son limitados?

La clave se basa en estas 3 ideas básicas:

  1. Aprender de finanzas e inversiones
  2. Generar más ingresos para invertirlos
  3. Cuestionar tus prioridades y así gastar menos en lo que no necesitas

Reducir el consumo de e invertir en tu bienestar del futuro es una inteligente estrategia. Desafortunadamente, la poca cultura de ahorro e inversión en nuestro país nos juega en contra, en cuanto tenemos un aumento de sueldo, o un inesperado ingreso de dinero, la tendencia es ir a gastarlo,  comenzar a tener otro estilo de vida menos austero e incluso más deudas.

El cliclo se rompe desde el entendimiento de que el dinero es un recurso limitado, y volátil que depende de varios factores fuera de control, lo que sí controlas es que en que lo usas, y aunque hay cosas inevitables como servicios, una vivienda, comida etcetera.

Siempre, es posible hacer presupuestos que incluyan el ahorro para emergencias y el de jubilación. ¿Qué tal invertir en bienes raíces, un negocio a la par de tu profesión o en un seguro de retiro?

Si fuera fácil, pues todos lo haríamos.

Sé que te parece complejo, tedioso o creas que hasta es cuestión de suerte. Pero, lo verdaderamente peligroso es permitir que un sistema que no puede ni podrá solventar el problema de las jubilaciones, sea el único que dictamine como vivirás tú última etapa de vida, que no es corta.

En México el promedio de vida es de 78 años, el retiro comienza a los 60, o 65. Casi dos décadas de vida que mereces disfrutar con tu familia, y como tu quieras.

Lo único que te separa de crear tu propia pensión es decidir que es prioridad ahora y NO esperar hasta que estés a punto de retirarte.

Todos tenemos un familiar o conocido, que ha tenido complicaciones para satisfacer sus necesidades en la vejez, que sus pensión no era lo que esperaba, y que la inflación de los años ha mermado su calidad de vida. Quizá, son tus padres los que viven una situación similar y tú ayudas a solventar sus gastos.

 ¿Cómo puedes comenzar a crear tu propia pensión del futuro ahora que estás joven?

Claro que te falta mucho tiempo para jubilarte y ya estás aprendiendo sobre como administrar tus finanzas para hoy, mañana y para cualquier proyecto de vida que te propongas ¿Fántastico no? Te conviene buscar opciones.

Tener un AFORE ( aunque no debe ser tú única solución), si es un complemento de tu pensión total  otras alternativas que te ofrezcan rendimientos más allá de la inflación como un seguro de retiro, u otras opciones que existen en el mercado financiero te ayudarán a fortalecer tu estrategia.

También, invertir en tener propiedades con crecimiento en plusvalía puede ser un buen apalancamiento. Lo mismo, con generar nuevos negocios, aunque sean pequeños, y destinar ese ingreso en el seguro de retiro a un plan de ahorro como CETES que son un mecanismo de inversión sencillo del gobierno, seguros y eventualmente hasta puedes optar por otras formas más complejas de inversión como la bolsa de valores o fondos de riesgo mayor.

Conforme, vayas aprendiendo y priorizando el ahorro, la inversión y el mejor uso de tu dinero, tu perspectiva se ampliará y sabrás que existe la manera de que equilibres una buena calidad de vida hoy sin sacrificar tu pensión del futuro, o vicerversa.

Si tienes más dudas respecto al tema por favor contáctanos.

Somos Mango Life, la primer plataforma totalmente digital en México sobre Seguro de Vida y Seguro de Retiro. Estamos respaldados por Insignia Life, aseguradora mexicana calificada como una de las mejores en transparencia por la CONDUSEF.

Puedes cotizar tu Seguro de Retiro aquí o preguntanos todo lo que necesites vía chat. Estaremos encantados de ayudarte a saber más de tu retiro, la jubilación y cualquier duda que tengas.

Tu puedes construir el retiro que mereces
Tu puedes construir el retiro que mereces